Conoce las enfermedades causadas por no beber agua filtrada.

Agua bruta o agua cruda son términos que se le adjudican al agua que no pasa por un proceso de filtrado antes de ser consumida. Esto representa múltiples riesgo para nuestra salud, es por eso que en este post te hablaré de las enfermedades que pueden presentarse al no ingerir agua filtrada.

 

En la actualidad, los sistemas de filtrado, en especial los que incorporan los últimos modelos de fuentes conectadas a la red pública te brindan mayor eficacia, seguridad y calidad, gracias a su capacidad de eliminar el cloro y otras impurezas, proporcionando al agua filtrada un sabor muy bueno, igual o mejor que el del agua embotellada.

No obstante, no se puede dejar de mencionar que el purificador de agua y membranas utilizados en el proceso del filtrado del agua con el tiempo deben ser reemplazados y de la forma más recomendada por el fabricante, ya que de lo contrario estos pueden perder su efectividad e incluso pueden llegar a causar algún tipo de peligro de salud para el consumidor.

Es por eso que resulta de vital importancia que, tanto la instalación de un purificador de agua como el mantenimiento de las fuentes de agua filtrada se realicen por personal especializado en el área.

Dentro de la gama de enfermedades que el consumo de agua sin filtrar pueden ocasionar se encuentran: diarrea, fiebre tifoidea, hepatitis A, infección intestinal causada por giardiasis, leptospirosis, amebiasis así como otras enfermedades como el cólera, rotavirus o norovirus.

Esto ocurre debido a que las bacterias se desarrollan muy fácilmente sobre todo cuando hablamos del agua y, aunque por obvias razones, este factor suele suscitarse más comúnmente en ríos y lagos contaminados, esto no deja exento a las aguas que provienen de fuentes cristalinas ya que las mismas pueden contaminarse por algún tipo de bacteria en específico.

 

<Clic para ver en tienda nuestros mejores purificadores de agua >

 

 

Enfermedades causadas por la ingestión de agua contaminada

Entre las principales enfermedades que pueden ser contraídas a causa de la no ingesta de agua filtrada (o contaminada en su defecto), como las aguas estancadas o simplemente aguas no tratadas son:

  •  Fiebre tifoidea:

La fiebre tifoidea se caracteriza por ser una enfermedad de carácter infeccioso causada por la bacteria Salmonella typhi, la cual puede ser transmitida a través del consumo de agua o alimentos en donde se encuentre este parásito.

Principales síntomas:

ocasiona altas temperaturas corporales, estreñimiento, dolores abdominales, diarrea, vómitos, dolor de cabeza, pérdidas tanto en apetito como en peso o manchas rojas en la piel.

Tratamiento:

se puede recurrir a la ingesta de antibióticos, siendo muy importante tanto el tema del descanso así como la hidratación durante la fase de recuperación. Así mismo, esta es una enfermedad totalmente prevenible ya que existe una contra la fiebre tifoidea que puedes colocarte.

  •  Amebiasis o Disentería Amebiana:

La amebiasis o disentería amebiana se conoce como una infección producida por el protozoario Entamoeba histolytica, el cual se instala directamente en el intestino impidiendo así la absorción de nutrientes que resultan importantes para nuestro organismo. Esta puede ser contraída por medio del consumo de alimentos o de agua contaminada por heces que contienen quistes maduros amebianos.

Principales Síntomas:

En casos más graves, la enfermedad puede desarrollar la forma invasiva, la cual se encarga de infectar otros órganos como el tracto respiratorio, el hígado, e incluso, el cerebro. En su forma más común, te puedes encontrar con dolor abdominal, diarrea, fiebre y escalofríos. En algunos casos, las heces pueden contener sangre, moco o pus.

Tratamiento:

se pueden utilizar distintos tipos de medicamentos antiparasitarios como el Secnidazol, Metronidazol o Tinidazol, sin embargo, de acuerdo a la intensidad de la infección, tanto las dosis como su duración deberá ser orientada por un médico.

  •  Cólera:

El cólera es una de las enfermedades más comunes ocasionadas por no ingerir agua filtrada, siendo esta una infección que ocurre en el intestina, originado por una bacteria que pudiese presentarse tanto en alimentos como en aguas contaminadas, produciendo unas toxinas que desencadenan los síntomas de dicha enfermedad.

Principales Síntomas:

vómitos y diarreas crónicas, que progresivamente  pueden conducir a una severa deshidratación.

Tratamiento:

lo más recomendable es acudir a soluciones para la la hidratación tanto oral como intravenosa, como el suero, además claro de recurrir a los antibiótico para combatir la infección.

  • Hepatitis tipo A:

La hepatitis A es una enfermedad de carácter hepático con un nivel de contagio sumamente alto y, a pesar de que generalmente no suele representar un gran peligro, sin embargo, cuando no es tratada, en algunos casos puede evolucionar y ser fatal. Esta puede ser transmitida por medio del contacto con heces contaminada, en este caso con la ingestión de agua contamina con microorganismos de origen intestinal.

Principales Síntomas:

se pueden encontrar muchos síntomas que puede ir surgiendo a medida que la infección avanza, como orina oscura, heces claras, manifestar un color amarillento en la piel así como también en la parte blanca de los ojos, fiebre, escalofríos, sensación de debilidad, náuseas, pérdida de apetito y fatiga.

Tratamiento:

ya que el cuerpo se encarga de combatir el virus por sí solo, podemos decir que no existe algún tratamiento de carácter específico. Por esto, se puede realizar el tratamiento al recurriendo al uso de medicamentos para controlar los síntomas como la fiebre y el dolor, además de mantener reposo y una buena hidratación.

  • Leptospirosis:

La leptospirosis es una enfermedad originada gracias a una bacteria que se encuentra presente en la orina de las ratas que se encuentran en los alcantarillados, así como también en otros animales infectados como gatos y perros. Dicha bacteria consigue penetrar en el cuerpo por medio de una herida en la piel o a través del contacto con las mucosas del cuerpo como ojos, nariz, saliva con aguas contaminadas.

Principales Síntomas:

Dolores de cabeza, altas fiebres, así como dolores en el cuerpo, pérdida de apetito, escalofríos, diarrea y vómitos.

Tratamiento:

se puede recurrir al uso de medicamentos antibióticos, así como  el uso de Paracetamol para el dolor y la fiebre, no siendo recomendado el uso de medicamentos antiinflamatorios o de ácido acetilsalicílico.

 

<Conoce uno de nuestros mejores filtros de agua, clic para ver promoción>

 

Conclusion

Habiendo conocido todos los riesgos que se corren al momento de la no ingesta de agua filtrada, concluimos diciendo que es de vital importancia tener especial cuidado cuando hablamos de beber agua. No solo porque el agua es vida, sino porque es de vital importancia para todas aquellos seres que necesitamos de ella para sustentarse.

Es por eso que Purifil es tu mejor opción si quieres estar a la vanguardia en cuanto a la tendencia de purificadores de agua se refiere, dándote una gran variedad de filtros y otros productos que se ajusten a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *