¿Debo tener un filtro de agua casero para mejorar mi salud?

¿Sabías que tener un filtro de agua casero te ayuda a tener buena salud?. Si la respuesta es no, con este post cambiarás de opinión.

 

Según estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) una de las causas más frecuentes de enfermedades son los patógenos que se encuentran en el agua natural, es decir el agua que no está filtrada ni purificada. Son varias las personas que se han preocupado por su salud y han recurrido a una herramienta, la cual es la mejor solución. Dicha herramienta es un filtro de agua casero.

La contaminación del agua, a medida que pasa el tiempo, se está convirtiendo en un problema cada vez más serio. Aunque esto viene de muchos años atrás. Por lo que se inició la invención de filtros de agua, y pensando en todos los aspectos y las comodidades de los usuarios se creó el filtro de agua casero.

Este te brinda las mismas funciones que un filtro normal, sólo que lo tienes a tu alcance cada vez que desees. El tomar agua purificada no sólo es un beneficio que puedes disfrutar en tu trabajo o sitio de estudio (universidad, instituto, escuela, etc.).

Desde hace un tiempo, se ha hecho común contar con un filtro de agua en cada hogar, pero no en todas las zonas se puede tener acceso a agua limpia y potable, por lo que se hizo popular el filtro de agua casero.

 

¿Qué tipo de filtro es este? ¿Lo compro o lo puedo hacer por mí mismo/a?

En ocasiones, las personas recabando información proveniente de internet han encontrado que es posible hacer un filtro con ciertos materiales y tendrás los mismos beneficios como si hubieses comprado un filtro de agua y purificador de agua para tu hogar.

 

A continuación te explicamos cómo se hace…

Materiales:

  • Botellas de plástico
  • Arena
  • Grava
  • Carbón activado
  • Piedras pequeñas y medianas

 

<Clic para ver en tienda nuestros mejores purificadores de agua >

 

 

¿Cómo se construye?

  • Lo primero que debes hacer es lavar la botella muy bien, con agua y jabón neutro, y posteriormente secarla.
  • Si el recipiente de plástico es cerrado, debes hacerle un agujero de unos 3cm de diámetro en la base.

Si empleaste alguna botella de gaseosa o de agua, basta con realizar el filtro a la inversa.

  • Coloca otro recipiente debajo de la abertura. Este será el responsable de recoger toda el agua purificada.
  • El armado del filtro consiste en colocar capas de los materiales. Estas deben ser firmes y compactas para evitar la mezcla entre ellas y así una mala filtración.
  • Los materiales deben distribuirse por grosores y en el orden siguiente: 25 cm de piedras medianas; 15 cm de piedras pequeñas; 3 cm de grava; 3 cm de carbón; 2 cm de grava; 6 cm de arena muy fina; 6 cm de grava y 5 cm de piedras pequeñas.

 

El material más importante de todos estos es el carbón.. Este será el responsable de matar las bacterias y microorganismos que se encuentren en el agua. Lo que más se recomienda  es emplear carbón activo en el filtro, ya que es más poroso y, por lo tanto, más efectivo para la absorción del filtro.

Si no consigues este carbón puedes usarlo desmenuzado. Aunque su absorción es un poco más lenta, pero, igual de efectiva.

 

Cómo funciona?

Después de tener el mecanismo de filtración, como se explicó en el párrafo anterior, queda la parte más sencilla de todo el proceso. Este filtro de agua casero funciona vertiendo el agua por la abertura superior de la botella o recipiente.

Luego de esto deberás esperar que el agua pase por cada una de las capas hasta llegar al contenedor externo, transparente y limpia.

 

El filtro casero me funciona como un filtro normal?

De funcionar, si funciona pero no es lo más recomendable. Por qué?. Si nos devolvemos en el post a evaluar los materiales para hacer el filtro de forma artesanal, observamos que necesitas botellas de plástico. Estas botellas contienen un polímero que a su vez está compuesto por elementos que si se consumen en una cantidad excesiva pueden ser perjudiciales para la salud.

Además de que no está garantizado que esas botellas de plástico estén totalmente libre de bacterias o microorganismos para usarlas como parte del filtro que estás construyendo.

Por otra parte, si también se evalúan el resto de los materiales,  nada garantiza que estén totalmente libre de algún patógeno. Si estos están contaminados, ¿cómo vas a tener un agua totalmente purificada?. No es un método 100% confiable!

¿Cuál es la mejor solución? Pues un filtro de agua casero del tipo que es fabricado por expertos en las empresas, fábricas o industrias destinadas para ello. De esta manera se garantiza la total pulcritud y materiales anti patógenos en el producto que estamos adquiriendo.

 

¿O sea que si tengo un filtro de agua casero tendré buena salud?

¡Por supuesto!.

Son varias las enfermedades que puedes contraer debido al consumo de agua contaminada, como hepatitis, meningitis, diarrea, fiebre, cólera, etc. Si lo que quieres es tener buena salud, empieza por el consumo de agua purificada y adquiere un filtro de agua casero. De esta forma evitarás contraer alguna de estas enfermedades tan perjudiciales para tu organismo y para tu bolsillo, ya que el tratamiento de las mismas requiere de bastante tiempo y cuidado.

Ya teniendo tu purificador de agua, al consumir agua filtrada disfrutarás de un líquido con mejor sabor ya que no tendrá entre sus componentes el cloro. No tendrá minerales como el níquel que si se consume puede ser totalmente perjudicial. Carecerá de microorganismos, bacterias, sustancias químicas provenientes de actividades humanas realizadas en las industrias, ni pesticidas, ni plaguicidas.

 

<Conoce uno de nuestros mejores filtros de agua, clic para ver promoción>

 

 

¿Dónde puedo conseguir el mejor filtro de agua casero?

En nuestra tienda virtual Purifil encontrarás varios tipos de filtros de agua caseros, que se van a adaptar a todos tus requerimientos. Con la ayuda de nuestros asesores en ventas, tendrás el mejor purificador de agua en tu hogar.

Garantiza tanto para ti como para los tuyos una vida saludable y carente de alguna enfermedad que provenga del agua que consumes a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *