¿Realmente es importante invertir en un filtro de agua casero?

El agua es uno de los bienes más preciados de los que dispone la humanidad, hasta el punto de que es esencial para la vida. Sin embargo, el agua también puede contener y transportar microorganismos y bacterias que pueden llegar a causar graves problemas de salud (incluso altos índices de mortalidad en el tercer mundo). Afortunadamente en la actualidad existen soluciones para limpiar el agua de impurezas, como es el caso de los filtros de agua casero.

 

Un filtro de agua casero es un aparato que sirve para limpiar el agua que bebemos del grifo de todas las impurezas que pudiera contener. Es probable que el agua que bebemos sea potable, pero ello no quiere decir que esté totalmente limpia de sustancias o agentes potencialmente nocivos. De estas agentes es de lo que nos libran precisamente los purificadores de agua.

 

  • Los purificadores de agua que podemos encontrar en la actualidad, utilizan principalmente tecnologías basadas en filtros mecánicos, carbón activado, membranas de separación para microfiltración u ósmosis inversa, sistemas de desinfección UV, carbonatación y electrodesionización.

 

  • Los filtros de agua casero se empezaron a usar en nuestro país, cuando se despertó la conciencia en la comunidad de la contaminación que estaban sufriendo las principales fuentes de agua que alimentan los acueductos, esto fue alrededor de la década de los ochentas.

 

  • Aunque las empresas de acueducto y alcantarillado de nuestro país se han preocupado por mejorar la calidad del agua, es frecuente encontrar filtros de agua domésticos que hacen más potable esta agua. Algunos de estos filtros funcionan con ozono.

 

  • Para obtener agua desionizada y agua destilada se usan filtros que funcionan con resinas de intercambio iónico.

 

  • Los filtros  de agua caseros pueden simular lo que ocurre en la naturaleza, donde el agua es filtrada de forma natural mediante materiales como la arena y la grava, y emanan de forma limpia a través de los manantiales.

 

  • Por esto, este tipo de filtros usan la acción mecánica de estos materiales para eliminar las impurezas que posee el agua y junto con el carbón y microorganismos benignos, es posible también eliminar patógenos perjudiciales para nuestra salud, como Vibrio cholerae, bacteria causante del cólera.

 

  • Al pasar por estos materiales, si es que se hace correctamente, el agua se va deshaciendo de sus impurezas, saliendo al final limpia y apta para el consumo.

<Clic para ver en tienda nuestros mejores purificadores de agua >

El funcionamiento del filtro de agua casero se basa en la entrada de agua con impurezas a través de la parte superior, que atraviese las diversas capas del sistema, llegando limpia y libre de impurezas a la parte inferior del sistema.

 

Con este filtro se consigue limpiar enormemente las impurezas del agua que entra, pero si se fabrica para utilizar por toda una familia, se debería contar además con otro recipiente que permita almacenar esta agua libre de impurezas.

 

En cuanto al mantenimiento de filtro, cada seis meses aproximadamente, es conveniente desarmar el filtro para limpiar nuevamente la arena, las piedras, la grava y sustituir el carbón activado, debido a que en el transcurso del tiempo, este pierde sus propiedades filtrantes. Además, si su uso es intensivo deberíamos hacerlo antes.

<Conoce uno de nuestros mejores filtros de agua, clic para ver promoción>

El tamaño necesario de nuestro filtro puede variar según nuestras necesidades, desde uno más grande si es para una familia a uno más pequeño y sencillo si es para un momento puntual, o incluso puede complementarse con un sistema de recogida del agua de la lluvia.

 

Invierta en un filtro de agua casero y garantice la pureza del vital líquido que consume su familia, en Purifil tenemos una amplia gama de purificadores de agua que se adaptan a su necesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *